ESCUELA DOMINICAL

Al igual que los adultos, los niños forman parte importante de nuestra Iglesia y, como tal, cuidamos de su formación en función de sus posibilidades de comprensión.

Al respecto, una misión de nuestra escuela sabatina y/o o dominical, es formar a los niños en las verdades del evangelio, y hacerles llegar unas nociones de nuestra doctrina.

Los servicios religiosos habituales, no están pensados para niños, por lo que hemos ideado estrategias conducentes a que ellos también formen parte de nuestra liturgia, si bien adaptando un poco el culto a sus capacidades de acuerdo a su edad.

Después de las lecturas, los niños abandonan la iglesia, siendo trasladados a una dependencia adyacente, donde se les explica una historia bíblica adecuada a su nivel, tanto del antiguo como del nuevo testamento. Asimismo, se les enseña a realizar algún trabajo manual o algún dibujo, alusivo a lo que han estudiado.

Posteriormente retornan de nuevo al templo con el resto de adultos, para finalizar el oficio junto a sus padres, y poder beneficiarse de la bendición con todos los demás feligreses.

Volver a ‘Actividades’

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad